top of page

La percepción desde el punto de vista de la psicología

Actualizado: 3 mar 2021

La percepción es uno de los procesos psicológicos básicos más importantes del ser humano, ya que le permite extraer información del medio y poder relacionarse mejor con el contexto en el que se encuentra. Este proceso consta de dos fases: sensación y percepción, que se mezclan pero que son diferentes. Primero se capta una información no elaborada (datos) a través de los sentidos (sensación) y, después, se interpretan todos los datos que se consideran relevantes (percepción). Por lo tanto, una parte de la información vendrá dada por los sentidos y otra por el propio cerebro y su procesamiento. El procesamiento perceptivo dependerá de los sistemas sensoriales del cerebro (por ejemplo, en el caso de la visión vendrá del ojo) y del procesamiento consciente que se haga del proceso.

Wedyco. Psicólogos en línea por teleconsulta

Una cosa es ver (sensación) y otra enterarse de lo que se está viendo (percepción)


Dos porteros expertos de fútbol perciben diferente la envergadura del delantero que va a lanzar un penalty contra ellos. Uno se fija en la posición del cuerpo, el otro en la mirada. Uno genera miedos y el otro se crece bajo los palos. Los aportes hechos desde la oftalmología-óptica facilitan la primera fase del proceso visual, pero desde el momento que nos planteamos la funcionalidad de esa visión buscamos complementar dichos aportes con elementos psicológicos. Sabemos que la captación de las cosas que nos rodean es variable, y depende de la individualidad, ya que siempre llevará implícito una parte de interpretación. Debemos reconocer que la percepción humana es parcial, imperfecta y subjetiva, afirmaciones que han sido planteadas desde siglos por grandes pensadores como Descartes y Kant, entre otros. Por tanto, que nadie se engañe, porque una cosa es la “realidad” y otra muy diferente es la interpretación que hacemos de ella (recordemos, por ejemplo, el espejismo de agua que se produce en una carretera en altas temperaturas).


En consecuencia, sabemos y aceptamos que todos captamos el ambiente que nos rodea; y que el trabajo de evaluación y corrección óptica es importantísimo en esta primera fase del proceso, pero, sin embargo, cada uno de nuestros cerebros va a procesar de distinta manera los diferentes estímulos ambientales. Nuestra mente (consciencia de la relación de nuestro organismo – incluido el cerebro – con su entorno) trabaja constantemente a partir de las experiencias vividas, y va relacionando sus sensaciones (presente) con la historia de sus percepciones (pasado) con la finalidad de percibir mejor (presente-futuro) y adaptarse a situaciones parecidas (futuro). En este proceso de percepción se hace una selección de los estímulos que podemos captar, realizándose una interpretación de lo seleccionado y cuyo resultado puede ser, en efecto, imperfecto y subjetivo.


Además, todos nosotros estamos afectados por nuestras experiencias y emociones, no tenemos tendencia a la objetividad por la propia naturaleza humana y, por lo tanto, esto nos hace complejos, divertidos y a veces sorprendentes. Por eso conviene ser inteligente, y enseñar a serlo (quizá si tengas hijos quisieras que fueran “inteligentes”), para ver más allá de lo que las gafas nos permiten ver, para ser capaces de interpretar, para reconocer que se capta sólo una pequeña parte del entorno, para pensar que en alguna ocasión pasará inadvertido lo más importante de una acción, para saber que tal vez damos importancia a cosas que no la tienen.


Tipos de percepción


Además de la percepción visual existen otros tipos de percepción. Básicamente, todos nuestros órganos de los sentidos nos permiten captar información del exterior, la cual podemos procesar con nuestro cerebro para mezclarla con nuestras emociones y experiencias. A continuación te explicaremos brevemente los tipos de percepción:

  • Percepción auditiva: relacionado con los sonidos sonoros.

  • Percepción táctil: es concerniente a los sentidos de la piel.

  • Percepción gustativa: el ser humano percibe las sustancias a través del paladar.

  • Percepción olfativa: se relaciona con los olores.

Y aún hay más. Podemos encontrar otros tipos de percepción, los cuales pueden estar un poco más vinculados a las habilidades que poseemos. Estos son:

  • Percepción social, en virtud de que el ser humano se relaciona constantemente con otros individuos, este tipo de percepción lo ayuda a obtener conclusiones con respecto del comportamientos de los demás.

  • Percepción musical: es la capacidad de la persona de percibir y reconocer el son, el ritmo y la melodía.

  • Percepción del movimiento: es la habilidad que poseemos las personas y los animales de mover la cabeza y los ojos para sobrevivir de las amenazas y peligros.


Características de la percepción


Por último, pero no menos importante, debemos mencionar las características de la percepción. Psicológicamente, la percepción de una persona se distingue por las características de subjetividad, selectividad y temporalidad.


La percepción es subjetiva, ya que las reacciones a un mismo estímulo varían de un individuo a otro. Ante un estímulo visual, se derivan distintas respuestas como ya lo hemos mencionado. Una figura representará para unas personas un queso, para otros una torta, o un gráfico de sectores, dependiendo de sus necesidades en ese momento o de sus experiencias.


La condición selectiva en la percepción es consecuencia de la naturaleza subjetiva de la persona que no puede percibir todo al mismo tiempo y selecciona su campo perceptual en función de lo que desea percibir.


Y es temporal ya que es un fenómeno a corto plazo. La forma en que las personas llevan a cabo el proceso de percepción evoluciona a medida que se enriquece de experiencias, o varían las necesidades y motivaciones de los mismos.


A manera de conclusión


En definitiva, está claro que la percepción es una cualidad común a todos los seres humanos pero completamente individual, ya que responde a estímulos muy subjetivos como las sensaciones o las experiencias vividas. Debido a dicha cualidad vemos la realidad de una forma completamente distinta a cómo la ven los demás, haciendo que en muchos casos nuestros puntos de vista disientan de los de familiares, amigos u otras personas.

Recibe orientación emocional con psicólogos en línea

Eligen un psicólogo en línea a un clic y agenda una teleconsulta desde donde quieras

¿Te has puesto a pensar que esa percepción tan individual que tenemos de las cosas es lo que produce que en algunas ocasiones tengamos problemas personales con los demás? Pues sin lugar a dudas la mejor forma de saberlo, abrir nuestra mente y, posiblemente, aceptar desde otro punto de vista la posibilidad de cambiar nuestras percepciones, es buscando ayuda profesional. Nuestros psicólogos están disponibles para orientarte en la búsqueda de tu equilibrio emocional. Elige un profesional ahora y agenda tu cita en línea.

9469 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page